Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Servicio y madurez cristiana.



SERVICIO.



Mar 10:42-45.
En el mundo, el egoísmo implica aprovecharse de los demás y no permitir que los demás obtengan algo de nosotros.
Pero en la vida cristiano eso no debe ser así. El que quiera ser el mayor, hágase el menor y sirva a los demás.


Jesús mismo nos dio el ejemplo.
El, siendo Dios, se hizo hombre, y como hombre se hizo siervo para servirnos a todos nosotros (Fil 2:5-8).


La voluntad de Dios para nosotros.
Que seamos formados a la imagen de Cristo, que el carácter de El sea formado en nosotros (Rom 8:29).
Que en nosotros haya el mismo sentir que hubo también en Cristo.


El servicio: un componente del estilo de vida del cristiano.
En su casa, en su trabajo, en su iglesia (la escuela de servicio por excelencia), en su comunidad.


Un requisito para el crecimiento y la madurez cristiana.
Todo creyente que quiera superarse en el Señor requiere involucrarse activamente en el servicio.
El servicio no es una opción, un privilegio, un mandamiento.
Es una necesidad.
Mat 16:24, Mar 8:34, Luc 9:23: para ser un discípulo de Cristo necesitamos negarnos a nosotros mismos.
El servicio es una oportunidad de negación y por lo tanto de madurez.


El servicio: una manifestación concreta del amor.
Dios es amor (1 Jn 4:8).
Dios en Cristo, por amor a nosotros (Jn 3:16) se hizo servidor nuestro.
Nosotros tenemos la naturaleza divina (2 Ped 1:4).
El servicio y la calidad del servicio manifiestan el grado en que la naturaleza divina se ha desarrollado en nosotros.
Jn 3:30: es necesario que El crezca y que yo mengüe.
Gal 2:20: ya no vivo yo, Cristo vive en mí.
Col 1:27: Cristo en nosotros, la esperanza de gloria.


Mat 5:41.
La obligación no es servicio, es obligación.
El servicio es voluntario.
El servicio comienza donde termina la obligación (lo mínimo).
El servicio es dar más de lo que se espera de nosotros.


05 Ene 2009
Referencia: Ministerio.