Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Objetivos y metas de la educación cristiana.



OBJETIVOS Y METAS BIBLICAS PARA EL APRENDIZAJE
EN LA EDUCACIÓN CRISTIANA.



Objetivos primarios.
La sabiduría (Prov 1:7, Prov 3:19-20, Prov 24:3-4) que implica:
Uno. Conocer, información (sola no sirve de nada) del qué, por qué, para qué.
Dos. Entender, comprender (sin aplicación es solo teoría); implica saber el cuándo, donde, como, con quién (tiempo, lugar, método, personas).
Tres. Meditar las formas y áreas de aplicación en la vida práctica (Sal 1:1-3).
Cuatro. Actuar, aplicar.
Cinco. Implica prudencia, estrategia, discreción (cuando, donde, como, con quien) (Prov 3:13, 2:10-11).
Es el resultado de un trabajo conjunto entre el Espíritu Santo y cada persona: la renovación de su entendimiento.


¿Porqué sabiduría?

Sabiduría:
• La Palabra escrita de Dios (logos).
• La Palabra revelada de Dios (rhema).
• Acerca del hombre (individuo y sociedad).
• Acerca de la naturaleza (el mundo creado)

Falta de sabiduría.
Falta de entendimiento del trabajo de Dios que es la prioridad y la razón de ser de todo lo creado, incluido el ser humano (Efe 2.10, Sal 139:13-16, Deut 30:19-20).
Pecados, males y problemas: son el resultado de la desviación de las personas y las cosas de los propósitos originales de Dios.

Si aprendemos del mundo lo que sabemos, lo que vamos a tener son pensamientos mundanos (la ciencia del mal).
El mundo debiera estar aprendiendo de la Biblia y nosotros deberíamos ser los espejos y fieles exponentes de sus enseñanzas: la ciencia del bien. “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás, y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.” (Jer 15.19).

Lo que deberíamos estarle enseñando al mundo (Mat 6:33): leyes, principios y valores de Dios respecto a:
• Área espiritual.
• Área educativa.
• Área económica (negocios).
• Área comunicaciones (idioma, lenguaje, transmisión de la Palabra).
• Área gubernamental.
• Área social.
• Área biológica y psicológica.
• Etc.


La meta de la educación cristiana:

No solamente implica mejores estudiantes.
Mejores cristianos, que reflejen a Cristo en sus vidas; .
Mejores hijos, es decir mejores ciudadanos.
Reyes y sacerdotes (Apo 1:5-6, 1 Ped 2:9)
Ministros de la reconciliación (2 Cor 5:17-21).
Reconciliadores de la Creación con Dios y restauración de ésta al plan original de Dios (Jn 3:16, Rom 8.19-21).
Buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1 Ped 4.10).

Efe 4:11-16.
Perfeccionar, capacitar, educar, madurar, entrenar, para:
Uno. La obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo. Ministros tanto en lo eclesiástico como en lo secular (de hecho más aquí que allá porque más van a desarrollarse en lo secular que en lo eclesiástico).
Dos. La unidad de la fe (formación y aplicación de principios y valores bíblicos para la vida diaria en todos los órdenes: hijos, esposos, padres, profesionales, trabajadores, mayordomos, etc.).
Tres. El conocimiento del Hijo de Dios: relación con Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Cuatro. La estatura del varón perfecto: formación del carácter.
Cinco. La plenitud de Cristo: servicio (Mat 10:42-45), ministerio.

Metas de la educación y el aprendizaje: para la vida. Luc 2:52: Jesús crecía en:
Primero. Sabiduría: alma, conocimiento, comprensión.
Segundo. Estatura: física, psicológica.
Tercero. Gracia para con Dios: espiritual.
Cuarto. Gracia para con los hombres: social.
Y todo ello, dentro del marco del amor (Mat 22:36-40, Mat 5:23-24): a Dios, al prójimo y a sí mismos.
• Con todo nuestro corazón (espíritu).
• Con toda nuestra mente (alma).
• Con toda nuestra fuerza (cuerpo).
• En fin, con todo nuestro ser.




06 Ene 2009