Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La ley de la Educación.



LA LEY DE LA EDUCACIÓN.



La función verdadera del maestro es crear las condiciones más favorables para que los alumnos aprendan por sí mismos.

Mar 4:1-20: la parábola del sembrador: el mismo sembrador, la misma semilla. El terreno (la respuesta del individuo) es diferente.
Todo depende de la respuesta del individuo.
Motivarlo a tener una buena respuesta.
El alumno debe ser parte activa del proceso de aprendizaje.
• Estimular y dirigir las actividades propias del alumno.
• No decirle nada ni hacer nada por él que él pueda aprender o hacer por sí mismo.
• El alumno: investigador, descubridor y hacedor.
• El maestro: estimulador, motivador, entrenador, animador.


Proceso de aprendizaje  cuatro niveles.
• Incompetencia inconsciente: ignorante y no lo sabe.
• Incompetencia consciente: sabe que no sabe.
• Competencia consciente: ha aprendido algo y está consciente de eso mientras lo hace.
• Competencia inconsciente: tan competente que ni siquiera piensa en lo que hace.


Aprendizaje y tensión.
No hay crecimiento, no hay desarrollo, no hay aprendizaje, sin tensión.
Pero mucha tensión produce frustración, opresión, ansiedad.
Mientras que poca tensión produce apatía.
Las actividades que planeemos para los alumnos deben proveer ese equilibrio de tensión necesaria para el aprendizaje.


Objetivos del aprendizaje.
Enseñar a pensar: cambiar implica una nueva mentalidad (Rom 12:2, Efe 4:22-24).
Enseñar a aprender.
• El aprendizaje es un proceso de toda la vida.
• De lo general (el todo) a la parte y de esta al todo (síntesis).
• Aprendizaje: descubrimiento (por sí mismo).
Enseñar a trabajar: no hacer por el estudiante lo que él pueda hacer por sí mismo (de hacerlo puede convertirlo en un inválido pedagógico).


Habilidades básicas a desarrollar en los alumnos.
Leer: proveer oportunidades de aprendizaje a través de la lectura, reflexión y comprensión de lecturas escogidas.
Escribir: proveer oportunidades de que se exprese por escrito.
Escuchar: proveer oportunidades de desarrollar la habilidad de escuchar (comprensivo), no solo de oír.
Hablar: se aprende a hablar, hablando.


El fracaso.
• Una parte necesaria del aprendizaje.
• Una de las formas más efectivas de aprendizaje es cuando aprendemos de nuestros errores  aprendizaje vivencial  Ecle 7:2.
• El problema no es el fracaso, es levantarse de allí (Prov 24:16).


Enseñar: ciencia y arte.
Ciencia: responde a leyes básicas y fundamentales.
Arte: el conocimiento de las excepciones a las leyes derivadas de la especificidad de cada alumno.
Excepciones a la ley de nunca decirles a los alumnos o a hacer cosas por ellos que ellos puedan aprender o hacer por sí mismos:
Uno. Economizar tiempo: no hay necesidad de pasar horas reinventando la rueda.
Dos. Los alumnos con necesidades especiales de aliento y ayuda.
Tres. Cuando los alumnos están tan altamente motivados que reciben todo lo que se les da y aun quieren más.




07 Ene 2009