Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

¿Qué guía mi vida?



OBJETIVOS DE LA ENSEÑANZA.
Reconocer nuestra necesidad de Cristo: que no podemos obtener vida eterna por nosotros mismos o por nuestras buenas obras.
Reconocer que solo la guianza de Dios a través del Espíritu Santo y de Su Palabra puede llevar nuestra vida en una buena dirección y hacia el logro de una buena calidad de vida.
Llevar a las personas a entregar su vida a Cristo reconociéndolo como Salvador y Señor.



LA NECESIDAD DE SER GUIADOS.
• Todos tenemos (y necesitamos) algo que guíe nuestra vida (Prov 19.18).
• Solo dos posibilidades --> Deut 30:19-20, Jer 17:5-8.
• Dios --> vida y bendición.
• Jesús --> el que no es con El --> está contra El --> Mat 12:30.
• Discípulos --> solo Tu tienes agua de vida eterna (Jn 6.68).
• Cualquier otra cosa --> muerte, maldición --> Prov 16:25, Rom 1:21-25, Rom 1.28.



JESUS --> SEÑOR (Rom 10:8-10).
• Hch 4:12.
• En ningún otro hay salvación.
• No hay otro Nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos.
• Jn 14:6 --> el Camino, la Verdad y la Vida.
• Jn 10:9 --> la Puerta.
• Jn 6:35 --> el Pan de Vida.
• Jn 15:5 --> separados de El nada podemos.
• O es lo que dijo o es un loco y mentiroso y nuestra fe es vana.
• ¿Por qué los discípulos y tantos otros estuvieron dispuestos a morir por El?
• Lo vieron y lo oyeron, y lo vieron resucitado.
• ¿Por qué el mundo define la historia antes y después de El?
• ¿Por qué sus enseñanzas persisten más fuertes que nunca.
• A pesar de tanta persecución, negación, ridiculización, etc.
• Porque:
• Hch 4.12 --> solo en El hay salvación.
• Luc 4.18-19 --> solo en El hay sanidad y liberación.
• Jn 14.27 --> solo en El hay paz.
• Jn 16:20.24 --> solo en El hay gozo.
• Luc 18:7 --> solo en El hay justicia.
• Jn 3:16 --> solo en El hay misericordia, gracia, favor (Rom 8).
• Col 1:14, Rom 8:33-39 --> solo en El hay perdón de pecados.
• Liberación de la culpa y de la condenación.



NUESTRA NECESIDAD MÁS URGENTE.
• Entregarle nuestra vida, declarándole Salvador y Señor de ella (Rom 10:8-10).
• Arrepentimiento, confesión y perdón.


04 Mayo 2008