Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

El plan de Dios para nuestro matrimonio.



Diseño.

El matrimonio no es un diseño humano, imperfecto; por lo tanto no está sujeto a errores.
El matrimonio: un diseño perfecto de Dios, eterno, para la bendición del hombre y de la mujer.

Quién halla esposa, halla el bien. y alcanza la benevolencia de Jehová (Prov 18.22).
Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto. del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza ni sombra de variación (Sant 1:17).
Y vio Dios todo lo que había hecho y he aquí que era bueno en gran manera (Gen 1:31)



Diseño y problemas.

Como todo diseño de Dios, Dios le estableció los principios para que funcionara bien.
Si no conocemos los principios, vamos a abusar de ello.
Cuando no conocemos los principios vamos a tener problemas.
Los problemas, si amamos a Dios y queremos hacer Su voluntad y desarrollar Su carácter, no nos van a derrotar, más bien, van a obrar para bien nuestro (Rom 8:28-29).
Nosotros vamos a derrotar a los problemas (Rom 8:37).

Cuando el matrimonio tiene problemas o fallas, el problema no está en Dios, está en el hombre y la mujer.
Por lo mismo, sea cual sea el problema, puede ser resuelto si hay compromiso de ambos de aplicar los principios.

Sal 11:3: Si fueren destruídos los fundamentos ¿Que ha de hacer el justo?, reconstruirlos (Isa 61:4)
Sal 11.1: En Jehová he confiado; ¿Cómo decís a mi alma, que escape al monte cual ave?

Por ello, lo que Dios unió no lo separe el hombre (Mat 19.4-12; Mar 10:2-12): Compromiso de por vida.



Los principios de diseño.

El diseño del hombre (Gen 2).
Dios, cuando va a hacer algo, primero levanta al responsable y después a los que van a estar bajo su responsabilidad.
Cuando creó primero al varón, fue porque en su diseño, él iba a ser responsable por su esposa y sus hijos.
Para cumplir con esa responsabilidad delante de Dios: 7 funciones.
* Sacerdote: su prioridad es su relación con Dios. Separados de El nada podemos (Jn 15:5).
* Visionario: un matrimonio sin visión, sin un destino que alcanzar, perece (Prov 29:18)
* Líder: pero no autoritativo, sino en servicio (Mar 10:42-45).
* Maestro: enseñar a su mujer (1 Cor 14:35) y a sus hijos (Deut 6:1-6) la Palabra de Dios
* Cultivador: de los dones, capacidades y habilidades de su esposa e hijos (Gen 2:15).
* Proveedor: de todas las necesidades de su familia, espírituales, emocionales, físicas (1 Tes 5.23).
* Protector: la autoridad es un lugar para proteger a los que están bajo ella (Sal 133).

El diseño de la mujer (Prov 31:10-31)
Administradora del hogar (Prov 31:10-31): preveer para todas las necesidades del hogar.
Ayuda, apoyadora (Prov 31:12-14, 16-18, 26-28): en todas las funciones del varón.
Mejoradora (Prov 31:22): por ser detallista, mejora todo lo que toca.
Reflectora (Prov 31:23): refleja lo que es su cabeza así como la Iglesia a Cristo.
Sostenedora de vida: Prov 31:15, 20-21  alimenta, cuida, nutre, sostiene, afirma, anima.
Consejera: el corazón de su marido está en ella confiado (Prov 31:11).



Diferencias de diseño: diferencia de características por la diferencia de roles.

Necesidad principal:
Varón: Respeto, compañerismo y sexo.
Mujer: Amor, conversación y afecto.

Tipo de inteligencia.
Varón: Lógica, lo macro, cuadro general-
Mujer: Emocional ' "sensor"; detalles.

Comunicación.
Varón: Generalmente expresa lo que está pensando.
Mujer: Generalmente expresa lo que está sintiendo.

Atención-
Varón: Está interesados en el cuadro total, lo grande, la foto completa; rara vez se interesa en los detalles.
Mujer: está interesada en los detalles, lo micro, rara vez se interesa en el cuadro general.

Problemas
Varón: toma decisiones rápidas y los que no pueden solucionar los archivan o crean “carpetas” mentales de asuntos pendientes, archivándolas para un tiempo posterior.
Mujer: su mente continua trabajando a través de los problemas hasta que definitivamente quedan resueltos.

Cosas materiales.
Varón: Quiere saber los detalles de cómo funcionan, como llegar, requisitos, etc.
Mujer: Tiende a ver el objetivo.

Cosas espirituales (el frasco de perfume, Luc 7:37-46).
Varón: tiende a ver el objetivo
Mujer: quiere saber los detalles de cómo funciona, como llegar, requisitos, etc.

Trabajo y hogar.
Varón: El trabajo es una extensión de su personalidad, más orientado hacia afuera de su casa.
Mujer: El hogar es una extensión de su personalidad; más orientada hacia dentro de su casa.

Personalidad (la resurrección, Luc 24.1-49).
Varón: Consistente, predecible, poco cambiante. Nómada (ambulante). Ante algo nuevo, conservadores, lentos, evalúan.
Mujer: Constantemente cambiante. Sedentaria (seguridad). Más dispuesta a aceptar nuevas experiencias y participar en ellas.



Los principios de operación.

De la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizó a la mujer (Gen 2:22)
El hombre fué hecho primero (autoridad, responsabilidad y servicio).
La mujer fué hecha por causa del hombre (ayuda, sujeción y reconocimiento).
Reconocer la responsabilidad de cada uno asignada por Dios.
El hombre: la dirección, la cabeza, la protección, la seguridad, la enseñanza, la provisión (distribución; presente y futura).
La mujer: la ayuda, el cuido, es soporte.

La trajo al hombre (Gen 2:22)
Se trata de casarse con la persona que Dios tiene para mí: los hijos de Dios debemos ser guiados por Su Espíritu (Rom 8:14), no por emociones, gustos, figuras, etc.
Si ya estoy casado, pues definitivamente es con la persona que Dios tenía (Prov 138:8).
Aún en el supuesto caso de que estuviera casado con la persona que no hubiera debido casarme, a pesar de ello, el matrimonio puede funcionar y ser un éxito.
* Todo obra para bien de los que amamos a Dios (Rom 8:28).
El matrimonio no es cuestión de sentimientos, emociones, físico, atracción. Es cuestión de relación y ello requiere: decisión, convicción, compromiso y carácter.

Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne (Gen 2:23).
Valorar a la persona como me valoro yo (no inferior, en todo caso, como superior y ver por lo suyo como por lo mío, Fil 2:3).
El mismo valor, la misma dignidad, los mismos derechos, aunque diferentes responsabilidades.
1 Ped 3:7: Trato adecuado, amable, inteligente, no áspero (comprensión, respeto, honra, sin amenazas) sin asperezas (Col 3:19).

Dejará el hombre a su padre y a su madre (Gen 2:24).
La relación de dependencia de los padres se ha de romper (sanidad de la paternidad: en lo que juzgamos somos culpables.
La pareja debe ocupar la máxima prioridad y obtener toda la atención que necesita por sobre cualquier otra relación (por supuesto, menos con Dios).

Se unirá a su mujer (Gen 2:24)
Las personas: espíritu, alma y cuerpo (1 Tes 5.23).
La unidad del matrimonio: en las tres dimensiones y en el mismo orden de la Palabra.
Creer la misma cosa: no os unáis en yugo desigual (2 Cor 6:14); sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa (Fil 2:2)..
Tener el mismo propósito, la misma visión: ¿adónde irán dos si no estuvieran de acuerdo? (Amos 3.3).

Serán una sola carne (Gen 2.24).
Hasta después de todo ello, viene la relación sexual, dentro del matrimonio.
No comerse el pastel antes de tiempo: en una buena medida, la causa de los problemas posteriores en el matrimonio (disfrute hoy, pague mañana).



29 Mar 2009
Referencia: Matrimonio.