Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Perder para ganar.



PERDER PARA GANAR.



Cada vez que la economía o las ganancias corporativas tienen otra caída en su viaje de sube y baja, usted empieza a oír a las empresas decir una palabra: recortar.
Muchas compañías han llegado a la conclusión que una forma de garantizar su supervivencia en medio de una crisis severa es recortar:
• Los gastos no relacioandos directamente con la producción.
• El número de empleados que tienen.
• El tamaño de sus instalaciones.
• El alcance de sus mercados, etc.
• Así que ellos recortan para ser más exitosos.

De hecho, Dios también cree en recortar, como Su manera extraña de producir algo más grande. De hecho, eso pueda ser lo que El está haciendo en su vida ahora mismo (Jn 15:1-5).

De cierto se lo hizo a Gedeón en Jueces 7:2-9.
Los madianitas, año tras año, invadían Israel durante el tiempo de la cosecha, para saquearla, y nadie había sido capaz de detenerlos.
Por cierto Gedeón se sentía la persona menos calificada para ello (aún hoy sigue sucediendo lo mismo, porque Dios llama a lo peor, lo débil, lo menospreciado, lo no calificado del mundo, 1 Cor 1.28).
El ejército de Madián era de 132,000 soldados.
Gedeón, para ganar, reclutó inicialmente un ejército de 32,000 personas.
Sin embargo, Dios le dijo que era mucha gente y tuvo que recortarlo a 10,000.
Dios le vuelve a decir que era mucha gente, y finalmente se queda con un ejército de 300.
Y cuando tiene esos trescientos, Dios le dijo que había entregado en sus manos al ejército enemigo. y así fué.
Para ganar, tuvo que recortar.

También nosotros necesitamos perder, recortar, para ganar.
Gen 2.24: para tener una esposa (alcanzar la benevolencia de Jehová), el hombre dejará a su padre y a su madre.
Mat 10:39,Mat 16:25, Mar 8.35, Luc 9:24, Luc 17:33, Jn 12.25 . El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
Para cosechar hay que sembrar (Gal 6:6-9)
Para recibir hay que dar (Luc 6:38).
Jn 3.30: es necesario que yo mengüe para que El crezca.
La semilla de trigo para producir fruto necesita caer en tierra y morir (Jn 12.24)

¿Por qué sigue Dios este plan raro para ganar: reduciendo, quitando, recortando, haciéndolo más pequeño?
Dios dio Su razón a Gedeón. "para que no se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado.
Es un patrón a lo largo de la Biblia: a Dios le gusta ganar grandes victorias con recursos inadecuados.
El arregla situaciones incomparables e imposibles para que veamos cuán grande es El ¡y El se llevara toda la gloria!
Dios sabe que todos nosotros tenemos situaciones de orgullo.
Tendemos a ser gente controladora.
Y tendemos a apoyarnos en los métodos que siempre parecen haber funcionado para nosotros (nuestra propia prudencia, Prov 3:5-8).
Cuando somos débiles, entonces el se magnifica en nuestra debilidad (2 Cor 12:9).

Conclusión.
Así que si nos encontramos que las circunstancias y situaciones de la vida nos sobrepasan abundantemente y no tenemos recursos para salir de esa situación, y pareciera que Dios nos ha estado recortando y poniendo limitaciones,
Esto muy bien puede ser el preludio de una victoria asombrosa.
Conforme Dios reduce la cantidad que hay de nosotros, El está aumentando la cantidad de El que hay en nosotros y en la situación.
El ha estado reduciéndonos para que pueda haber más de Él. El se glorifica en nuestra debilidad (2 Cor 12:9).
Para que El pueda mostrarnos una victoria más grande de la que pensamos.
Dios no está recortando para que perdamos sino para que ganemos (Luc 14:26, Luc 18:28-20).
El nos está recortando para una victoria tan grande que solo Él pueda recibir la gloria por ella.
El recibirá la gloria pero nosotros viviremos la victoria.
EL ES EL QUE ES (Exo 3:14), EL MÁS QUE SUFICIENTE (2 Cor 9:8), AQUEL QUE TODO LO LLENA EN TODO (Efe 1:23).
El es todo lo que necesitamos. No importa que tan grande puede ser el recorte, o lo que perdamos: En El lo tenemos todo.






29 Mar 2009
Referencia: Discipulado.