Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Aspectos fundamentales.



LA COSMOVISIÓN CRISTIANA BÍBLICA (03).

LA COSMOVISIÓN CRISTIANA. ASPECTOS FUNDAMENTALES.



La cosmovisión cristiana.

Es una cosmovisión integradora del universo (lo espiritual, lo natural y lo social) y de la vida (relación con Dios, relación con los demás y relación con la creación, y actividades que realizamos como parte de ella en todos los ámbitos), que parte de tres premisas fundamentales:
UNO. Gen 1:1, Jn 1:1-3, Rom 11:36: Dios es el Creador y Dueño de todas las cosas que están en el cielo y en la tierra, y en consecuencia, todas las cosas son de Dios y para Dios, por lo tanto, la Creación es la Creación de Dios.
DOS. Heb 11:3: el mundo natural fue hecho por la Palabra; lo que se ve es hecho de lo que no se ve.
TRES. Heb 1:3, Hch 17.26-28: Jesús sustenta todas las cosas con la Palabra de Su Poder, y todas las cosas existen en el tiempo y en el lugar establecido por Dios, de tal manera que la historia no es la historia humana, sino la historia de Dios, del cumplimiento del plan y propósito de Dios para todas las cosas.

En consecuencia:
La causa última de las cosas es espiritual.
El efecto último de las cosas está en el mundo natural.
Existe una integración entre lo espiritual y lo natural, y entre otras cosas, ello se debe traducir en una integración de fe y vida; realidad cotidiana y vida espiritual.

Como toda cosmovisión, es un acto de fe porque ninguno de nosotros, en la presente generación,
estuvo presente en el momento en que se inició todo.
Ni la misma ciencia puede probar con total exactitud sus hallazgos.
Lo que ayer fue reconocido por la ciencia como una verdad absoluta, hoy la misma ciencia se encarga de demostrar que estaba equivocada.
En última instancia, la explicación científica de las cosas pasadas, en una buena medida, es una suposición, salvo que existan detalles exhaustivos de las cosas de fuente fidedigna que fueron testigos presenciales de tal situación.

Toda cosmovisión necesariamente comienza con una premisa básica que es una suposición.
En el caso de la ciencia esa suposición es la que se refiere a que la materia es eterna, no se crea ni se destruye, solo se transforma, y que todo lo que es o existe es el resultado de fuerzas que están inherentes en la misma naturaleza que evolucionaron hacia formas más complejas de organización y acción, dando lugar a todo lo que actualmente existe.
En el caso de la cosmovisión cristiana, necesariamente tiene que comenzar con Dios.
Nuestra perspectiva se deriva de un acto de revelación por parte de Dios en la Biblia (Heb 11:3). Muchas de las explicaciones científicas que damos como válidas se derivan de un acto de reconocimiento del conocimiento que otra persona nos transmite.
Es por revelación que aprendemos a ver el mundo de cierta forma. Es por transmisión de conocimientos que no les constan que aprenden las personas que no creen en Dios a ver el mundo de cierta forma.
Esta revelación la aceptamos en un acto de fe sobre la base de la autoridad de Dios (Num 23:19) y la obra de su Espíritu (1 Cor 2:14). Los conocimientos científicos los aceptamos en un acto de fe sobre la base de la autoridad de los científicos y de sus experimentaciones.


Cinco hechos importantes relacionados con la Cosmovisión Bíblica.
La Creación.
La Caída.
La Encarnación y Redención.
La Reconciliación.
El Reino de Dios.



Elementos fundamentales para una cosmovisión verdaderamente bíblica.
Una doctrina más completa de Dios.
Una doctrina más completa de la imagen de Dios en el ser humano.
Una doctrina más completa del ser humano.
Una doctrina más completa de Cristo.
Una doctrina más completa de la salvación.
Una doctrina más completa de la redención.
Una doctrina más completa de la iglesia.

BIBLIOGRAFÍA.

“La Fe Cristiana frente a los desafíos contemporáneos”.
John R. W. Stott.
Libros Desafío. CRC Publications. Primera reimpresión, 1999.



















18 Abr 2009
Referencia: Tema No. 03.