Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

La guerra del reino del norte contra Israel.



LOS ULTIMOS TIEMPOS DE LA HISTORIA (10).

LA GUERRA DEL REINO DEL NORTE EN CONTRA DE ISRAEL.



Ezeq 38 y 39.
El surgimiento de Israel, profetizado en Ezeq 37, va seguido de otras profecías que forman un solo cuerpo con este capítulo, y que están contenidas en Ezeq 38 y 39:
Cuando la Biblia habla de puntos cardinales, los habla en relación a Israel y Jerusalén. En este caso, el norte es en dirección al Mar Negro.
De los confines del Norte es de las partes más lejanas del norte (Ezeq 38:15): Rusia y todos los países que quedan al norte de Israel.
Gog (Gen 10:2): Lidia, la actual Turquía.
Magog (Gen 10:2): el segundo hijo de Jafet, que según el historiador Josefo, se instaló al norte del mar Negro, la actual Rusia.
Mesec y Tubal (Gen 10:2) el quinto y sexto hijos de Jafet cuyos descendientes se instalaron al sur del Mar Negro, la actual Tuquía.
Persia: Irán, Iraq.
Cus: Etiopía
Fut: Libia
Gomer: (Gen 10:2), el primero de los hijos de Jafet: Hijo de Jafet, y padre de Askenaz, Rifat y Togarma (Gen 10:2-3). Se cree que de él provienen los antiguos cimerios. Homero dice que habitaban el lejano norte (Odisea 11:14). Llegados de más allá del Cáucaso (Herodoto 4:11, 12), se establecieron en Capadocia, amenazando al imperio asirio, pero fueron derrotados por Esarhadón. Pasaron luego a Asia Menor, introduciéndose en Lidia, de donde Aliates los echó posteriormente (Herodoto 1:16). Probablemente deba relacionárselo con los antiguos gimirrai (cimerios), grupo ario que conquistó Urartu (Armenia) desde su patria ucraniana en algún momento anterior al ss.ss. siglo(s) VIII a.C., época en la que aparecieron como enemigos de Asiria. Ocuparían parte de Siria, Turquía y Georgia y Armenia actuales.
La casa de Togarma: probablemente Armenia.
Los aliados de Gog: Persia, Libia, Gomer, Etiopia y Togarma son todos países musulmanes en la actualidad y fieles aliados de Rusia.
Cincuenta y cinco millones de los doscientos millones de rusos son árabes, la mayoría de los cuales son musulmanes y tienen en común su odio a Israel. Su odio común, apasionado, que derriba todo y los une es en contra de Israel.
Si bien la historia rusa se remonta al capítulo décimo de Génesis, unos dos mil o más años antes de Cristo, durante la mayor parte del tiempo, Rusia tuvo muy poca importancia.
Sin embargo, a los tres años de comenzar la primera guerra mundial (principio de dolores), los comunistas depusieron al zar, poniendo fin a la monarquía para siempre y dieron lugar a la instalación de un régimen socialista cuyo principal intento era hacer de esa nación una superpotencia, cosa que lograron hasta el año 1991, cuando cesó, mediante un golpe de estado, el gobierno del partido comunista y finalmente todo el imperio soviético se derrumbó.
La crisis previa a la caída del gobierno del partido comunista convirtió el imperio soviético en por lo menos 16 repúblicas independientes, muchas de las cuales probablemente se quedaron con por lo menos una parte del armamento convencional y nuclear de la antigua Unión Soviética, con el agravante de que muchas de ellas son mayoritariamente habitadas por musulmanes (que se oponen en mayor o menor grado a la existencia de Israel),
Según muchos informes de inteligencia que salen al mundo occidental procedentes de estas regiones, Rusia y sus aliados musulmanes están haciendo todo lo que pueden para fomentar la guerra contra Israel para destrozarlo a cualquier costo. En los años recientes hemos asistido a una gran cantidad de conflictos bélicos de gran magnitud en la región, destinados a minimizar ese riesgo para Israel: la invasión de Irán a Kuwait y la guerra del Golfo; la invasión a Afganistán y a Irán, la guerra de Israel contra Hamás en el lado de la franja de Gaza y contra Hezbolá en el lado de Líbano, las crecientes amenazas e incitaciones de Irán al mundo árabe para destruír y desaparecer a Israel, el terrorismo de Al Qaeda en la región y contra los aliados de Israel, etc.



La indiferencia de los aliados de Israel respecto a la guerra de Rusia y sus aliados árabes en contra de Israel (Ezeq 38:13).
Los aliados de Israel ven evidentemente que el ataque viene, pero todo lo que hacen es enviar una delegación a preguntar por las intenciones de los rusos y sus aliados.
No ofrecen ayuda ni socorro a Israel, y entonces, Dios interviene.



La intervención directa de Dios contra Rusia y sus aliados árabes para salvar a Israel.
Ezeq 38:14-16, Eze 38:17-23-39:2-7.



La destrucción de las armas rusas y árabes por siete años (Eze 39:8-13).
A principios de la gran tribulación, Israel será nuevamente dispersado.
Por lo tanto, si durante siete años van a estar quemando las armas de los que pretendían destruirles, ello implica que esta guerra tendrá que ser por lo menos tres años y medio antes del inicio de la tribulación.
La capacidad de utilización del armamento de la antigua Unión Soviética, que se encuentra en manos de Rusia y de las naciones musulmanas, si no es renovado rápidamente (y por ahora ninguna de esas repúblicas tiene la capacidad económica ni la infraestructura industrial para lograrlo) quedará en desuso, por lo tanto si Rusia y esas naciones habrán de cumplir la profecía, deberán hacerlo dentro de los próximos años. Una razón más para creer que Cristo pudiera venir en nuestra generación.




20 Abr 2009