Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Antes del arrebatamiento.



LOS ULTIMOS TIEMPOS DE LA HISTORIA (12).

LOS TIEMPOS ANTERIORES AL ARREBATAMIENTO



Como en los días de Noé (Mat 24:37-41).
En los días de Noé (Gen 6:5), a pesar de que la gente veía la construcción de la barca (120 años duró y era una señal de la inminencia de que algo iba a suceder), además de la predicación de Noé (2 Ped 2:5), no se arrepintieron y se mantuvieron en sus pecados (de hecho, iban en aumento cada vez más).
De hecho, en nuestro tiempo, a partir de hace unos 40 años, cuando algunos filósofos proclamaron que “Dios ha muerto” y con ello se trajeron al suelo todas las bardas morales que hasta ese tiempo habían contenido el pecado humano y la sustituyeron por una moral de conveniencia, una ética situacional, el pecado de los seres humanos se ha desbordado (Rom 1:18-31, 2 Ped 3:1-10, 2 Tes 2:7), como se evidencia en por lo menos las tres áreas siguientes (aunque no exclusivamente solo en ellas):
UNO. Sexo: pornografía abierta, aborto, sexo prematrimonial, embarazos adolescentes, homosexualidad, pedofilia, etc.
DOS. Dinero: incremento desmesurado de la pobreza, endeudamiento, robo, estafas, sobornos, corrupción, deterioro ambiental, hambrunas, guerras, etc.
TRES. Blasfemia: trato peyorativo y burlón a Dios y a quienes creen en El, menosprecio, satanismo, hechicería, brujería, adivinación, etc.
Es innegable, con solo ver lo que está pasando a nuestro alrededor, comparado con lo que pasaba hace 50 años, que la acción del misterio de la iniquidad se ha incrementado notablemente, a una velocidad exagerada, como anticipación a su plena manifestación una vez la iglesia, el Cuerpo de Cristo (que es lo que lo detiene) sea quitada.
Pablo, en 2 Tim 3:1-7 hace una descripción muy gráfica del carácter general de las personas que viven bajo la influencia del misterio de la iniquidad en los días anteriores al arrebatamiento:
• Amadores de sí mismos (egoístas).
• Avaros: que aman el dinero, codiciosos.
• Jactanciosos: vanagloriosos, fanfarrones, altivos.
• Soberbios: sintiéndose por encima de otros.
• Blasfemos: difamatorios, calumniadores de Dios, impíos.
• Desobedientes (y rebeldes) a los padres: impersuasibles.
• Ingratos: desagradecidos.
• Irreverentes: malvados, perversos.
• Sin amor: de corazón duro.
• Implacables: sin tregua, imparables.
• Calumniadores: (la naturaleza del diablo).
• Desenfrenados: sin control propio.
• Salvajes: crueles.
• Aborrecedores de lo bueno: hostiles a la virtud.
• Traidores.
• Impetuosos: caer de cabeza.
• Envanecidos: inflados, arrogantes.
• Amadores de los placeres en vez de amadores de Dios: voluptuosos, que aman el placer.
• Tienen apariencia de piedad pero niegan su poder: solo son fachada.
Apo 9:20-21 describe el carácter de las personas impías durante la tribulación, que al compararlo con 2 Tim 3:1-7 no manifiesta, en general, diferenciación, con la única salvedad de que en ese último tiempo, la dureza de los corazones de las personas será tal, que a pesar de ver en acción los juicios de Dios y arrepentirse, más se endurecerán y persistirán en sus pecados, blasfemando el nombre del Señor. El carácter de esas personas se manifestará fundamentalmente en:
• Rebelión contra Dios: jactanciosos, soberbios, blasfemos, irreverentes, calumniadores.
• Adoración de demonios.
• Idolatría: por lo material, avaricia,.
• Asesinatos.
• Hechicerías (drogadicción).
• Inmoralidad sexual.
• Robos.


Conclusión.
En cuanto a las profecías o condiciones de carácter moral cuyo cumplimiento es necesario para los tiempos del fin, al día de hoy no falta ninguna de ellas, todas están cumplidas, lo cual significa que el Señor podría venir en este preciso momento, que desde esta perspectiva, no se incumpliría ninguna de las condiciones que Dios menciona en Su Palabra que debían cumplirse para tal fin. Un argumento más para creer que ninguna otra generación ha estado tan cercana a la segunda venida de Cristo como la nuestra, y que ello podría suceder en cualquier momento de aquí en adelante.




20 Abr 2009