Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Ayuno y guerra espiritual.



EL AYUNO.



¿Cómo debe ser la actitud del que ayuna?
Sin hipocrecía (Mat 6.16-18).
Sin anuncios, sin tocar trompeta (Luc 18.10-13, el fariseo y el publicano).
Con un corazón contrito y humillado (Sal 51.17).



Los motivos generales del ayuno.
En primer lugar, obedecer y dar la vida en sacrificio a Dios (Rom 12.1).
Manifestar agradecimiento a Dios (Sal 103:1, Sal 100:4).
Ministrar al Señor (Hch 13.2-3).
Amor por las almas (Isa 58:6-7)
Desatar ligaduras de impiedad y cargas de opresión.
Traer libertad a los quebrantados y romper todo yugo.



El ayuno es para:
Buscar comunión con El (Mat 9.14-15).
Entregarnos a la oración (1 Cor 7:5).
Conocer Su voluntad (Esd 8:21), recibir revelación e instrucciones de Dios (Hch 10.30-32).
Aumentar la fe (Mat 17.20-21).
Andar en el Espíritu (Rom 8:1, 5-8).
Derribar los obstáculos de la carne, el mundo y el diablo para:
Desatar más del poder ilimitado de Dios en nuestras vidas (Luc 4:14, 18-19).
Desarrollar fortaleza espiritual (Hch 9:8-18, la conversión de Saulo).
Desarrollar la fortaleza para resistir las tentaciones (Jesús, Mat 4.1-11).
Desarrollar la autoridad que hemos recibido de El (Col 2:15, Mat 17.20-21) y obtener la victoria en situaciones difíciles (Ester 4.3).
Desarrollar la fe para obtener sanidad de enfermedades (Sal 35:13) y liberación de demonios (Mat 17.21).
Ministrar con poder (Hch 13:2).

Nota: Tenemos cuatro enemigos: la carne, el mundo, los demonios y el diablo. En el ayuno no hay poder. El poder está en Cristo. El ayuno lo que hace es que nos pone en contacto con nuestra fuente de Poder (Cristo), que crece en nosotros, y como consecuencia, se manifiesta más poder en la batalla contra nuestros enemigos.



El ayuno no es:
Un don, es una disciplina que tengo que desarrollar.
Un plan para perder peso.
Una actividad para poner a Dios en aprietos o comprometerlo.
Ni una actividad para obtener algo de Dios.
Una práctica mágica.



La forma incorrecta de ayunar (Isa 58.1-15).
Estar en rebelión, pecado, injusticia y desobediencia.
Buscar nuestro propio gusto,
Que nuestra casa o nuestras relaciones con los demás estén mal (corazón perdonador y perdonado).
Oprimir a otros, estar en contiendas, disensiones y divisiones.
Herir a otros, tratar mal a las personas que están con nosotros.



La forma correcta de ayunar (Isa 58.6-12).
Desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, dejar libres a los quebrantados, romper todo yugo.
Dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, albergar a los pobres errantes, no esconderse del hermano.
Quitar de en medio de nosotros yugos de opresión, el dedo amenazador y el hablar vanidad.



Las consecuencias de ayunar correctamente.
Conocer más a Dios y de Dios (Efe 1:17-19)
Saber sus caminos, juicios justos y acercarse a Dios (Isa 58:2).
Que nuestra voz sea oída en lo alto (Isa 58.4).
Nacerá nuestra luz y nuestra salvación se dejará ver pronto (Isa 58:8).
La justicia irá delante de nosotros y la gloria de Jehová será nuestra retaguardia (Isa 58:8).
Invocaremos y nos oirá Jehová, clamaremos y El nos dirá: Heme aquí (Isa 58:9).
En las tinieblas nacerá nuestra luz y nuestra oscuridad será como el mediodía (Isa 58:10).
El Señor nos pastoreará siempre (Isa 58:11, Sal 23).
En las sequías saciará nuestra alma y dará vigor a nuestros huesos, seremos como huerto de riego y como manantial de aguas (Isa 58:11).
Nos deleitaremos en Jehová y El nos hará andar sobre las alturas de la tierra (Isa 58:14).
Seremos llamados reparadores de portillos y restauradores de calzadas para habitar (Isa 58:12).


Las consecuencias para nuestras generaciones (Isa 58:12, Isa 59:21).
Edificarán las ruinas antiguas.
Levantarán los cimientos de las próximas generaciones.

08 Jul 2009
Referencia: Ayuno.