Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Discipulado



OBJETIVOS DE LA ENSEÑANZA.
Reconocer la diferencia entre ser salvo y ser un discípulo.
Desarrollar la convicción para convertirnos en discípulos de Cristo, no solamente salvos.
Aumentar nuestro entendimiento sobre la necesidad de establecer y afirmar nuestra vida sobre la Palabra de Dios.
Entender lo que significa ser un discípulo y sus implicaciones.



DEFINICIÓN (Mat 28:18-20).
El proceso mediante el cual un mentor, mediante la Palabra y la guianza del Espíritu Santo va modelando y formando nuestras vidas de tal manera que vayamos desarrollando la imagen de Cristo en nosotros (2 Tim 2:2).
Es el mandamiento de la Gran Comisión de tal manera que no es una opción sino una necesidad del Cristiano.
Implica la formación del carácter, el desarrollo de actitudes y formas de pensar, y la realización de actividades según los principios y lineamientos de la Palabra de Dios de tal manera que lleguemos a alcanzar la estatura del varón perfecto (carácter) y la plenitud de Cristo (servicio)  Efe 4:11-13, Rom 8:29.



PROCESO DEL DISCIPULADO.
Morir a nosotros mismos --> renovar nuestra manera de pensar.
Prov 23:7 --> conforme pensamos --> así vamos a actuar.
Rom 12:2 --> para cambiar nuestra manera de vivir --> cambiar nuestra manera de pensar  pensar y sentir como Cristo --> Fil 2:5-8.
Conocer la Palabra y ponerla en práctica --> Mat 7:24-26 --> consecuencias --> ser liberados (Jn 8:31-32)(Sal 1:1-2) y prosperados en todas las cosas (3 Jn 2)(Sal 1:1-3).



MAT 13:18-23  LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR.
Al escuchar, leer y/o pensar en la Palabra --> tenemos 4 posibilidades.
PRIMERO. Que no le pongamos cuidado y no tengamos entendimiento de ella --> junto al camino --> Mat 13:19
SEGUNDO. Que la entendamos pero no echemos mano de ella, no la apliquemos, nos olvidemos de ella --> al momento de las crisis en lugar de enfrentarlas con la Palabra las enfrentamos con nuestros propios recursos --> entre pedregales (Mat 13:20-21)
TERCERO. Que la entendamos pero los compromisos con el mundo (riquezas, posición, reconocimiento) nos impidan aplicarla --> un negarla intencional por conveniencia con el mundo --> infructuosa (no sirve de nada que la conozca porque no la aplica) --> Mat 13.22.
CUARTO. La que cae en buena tierra --> oye, entiende y la hace --> Mat 13:23  produce mucho fruto (es evidente los resultados de la aplicación de la Palabra en su vida y en sus relaciones de todo tipo).



NOSOTROS DETERMINAMOS LA ACTITUD CON LA QUE RECIBIREMOS LA PALABRA (Prov 23:7).
Es una actitud personal que podemos (y necesitamos) desarrollar para ser bendecidos --> hacernos responsables por ellas.
Cada vez que nos vamos a acercar a la Palabra necesitamos disponer nuestro corazón para escucharla, entenderla y ponerla en práctica --> no es algo que podamos dejar a la improvisación.
Las actitudes las deberíamos determinar nosotros, ordenarle a nuestra alma que actitudes tener, y obligarla a que las tenga (Sal 103:1-2, Sal 104:1) --> nuestra alma es nuestra responsabilidad, no el alma responsable de nosotros --> ponerla en sujeción (pensamientos, sentimientos, emociones, voluntad) --> como Jesús --> Fil 2:5-8.

08 Mayo 2008