Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Elías y Eliseo.



ESCUELA PROFÉTICA (16).

ELIAS Y ELISEO.



Generalidades.

Elías fué levantado para confrontar a Jezabel (espíritus de religión, idolatría, manipulación, 1 Rey 18:20-40) para limpiar, conquistar, derrotar, vencer, despojar, arrancar, destruír, derribar y arruinar sus obras (Jer 1.10a).
Eliseo fue levantado para decretar lo que tenía que suceder en el tiempo presente, edificar y plantar el Reino de Dios (Jer 1.10b)
Ambos sabían lo que Dios iba a hacer (1 Cro 12:32).

Los hijos de los profetas fueron a buscar a Elías (el pasado, 2 Rey 2:16-18): querían hacer del ministerio de Elías una mentalidad religiosa, lo que significa una atadura a los logros del pasado, poner su mano en el arado y ver para atrás (Luc 9:62), no avanzar hacia el propósito de Dios, distraer al pueblo del propósito de Dios para que no lo alcance.
Así no se puede alcanzar el reino.
No quisieron aceptar que había sucedido un cambio generacional.
Elías se había ido, Eliseo era el nuevo profeta.

Eliseo fue el profeta de la doble porción: doble camino, doble precio, doble esfuerzo, doble responsabilidad.
Elías representa la primera generación (cobertura): enseñar al máximo a la próxima generación.
Eliseo representa la segunda generación (bajo cobertura), (Jn 14:12, obras mayores).
Eliseo exclamó: Padre mío, reconociendo la paternidad de Dios y la paternidad espiritual (manto) (Mal 4.5-6, Luv 1:17, Isa 59:21).
Generación de Elías, 7 milagros. Generación de Eliseo (14 milagros).

El ministerio profético es un ministerio para sacar el pueblo de Dios (AT) y a la Iglesia (NT) del conformismo, de la tradición, de la religiosidad, y moverlos hacia lo nuevo, hacia el futuro, hacia el Reino de Dios.



La preparación de Eliseo (2 Rey 2:1-12)

Durante todo el tiempo que Eliseo estuvo con Elías, no profetizó, no se hizo de un nombre como ministro. Esperó hasta que fue su tiempo sirviendo a Elías (1 Rey 19:21, Mar 10.42-45).

Dejando lo que queda atrás: -exitos, titulos, fracasos, experiencias buenas y malas, pecados, moveres de Dios, unción, dones, llamados, etc.. No dejar que nos afecten, que nos limiten.
Proseguir a la meta del supremo llamamiento, ir a un nuevo nivel (1 Rey 19:19-21).

Antes de ser arrebatado Elías venía con Eliseo de Gilgal, el lugar de la circuncisión (el corte de la carne, de lo carnal): el profeta necesita romper con lo carnal (el desierto es el lugar para romper con la carne y regresar en el poder del Espíritu Santo, (Luc 4:1-2; Luc 4:14, Luc 4.17-18).
El que quiere ser amigo del mundo y la carne, se vuelve enemigo de Dios (Sant 4:4).

Después fueron a Betel, la casa de Dios: primero liberación, segundo santidad.
Sin santidad nadie, ni el profeta, verá al Señor (Heb 12:14).

Siguieron a Jerico, lugar de fortalezas (en nuestras mentes) que necesitan ser derribadas (2 Cor 10:4-6) y ver las cosas como Dios las ve y nada más.
Es también el lugar de los seis días de silencio (Jos 6:10-14) (no murmuración, no crítica, no chisme).

Finalmente llegaron al Jordán, lugar de muerte al pasado y de nueva vida: extenderse a toda una nación, pasar a otro nivel, no hay regreso, dejar todo atrás (Jos 3:15-17, Jos 4:15-18) (Rom 6:1-14).

Todo ello nos habla de pasar a un nuevo nivel de fe, de actos de fe, de obediencia.
Tener "hambre" por el futuro.
No vivir en el pasado, vivir en el futuro (2 Cor 5:17).
2 Rey 2:8-9: pasar al otro lado (Jer 29:11, Prov 4:18, Sal 138:8); dejar atrás a Lot (la carne, el mundo, las limitaciones, el dolor, el fracaso, el rechazo, etc., lo que no fue invitado, Gen 12:1-4, Gen 13:14-15).



Unción y doble unción.
Unción: revelación, impartición, activación, movilización, transformación.
• Nos cambia en otra persona (1 Sam 10:6).
• Pudre (rompe) todo yugo (Isa 10:27, Luc 4:18-19).
Doble unción: apóstol + profeta; esposo + esposa, parejas ministeriales.
• Uno (mil), dos (diez mil) (1 Sam 18:7, Ecle 4:9-12).
• Una, para nosotros, suplir nuestras necesidades (Isa 10:17, 1 Jn 2:20, 1 Jn 2:27).
• Otra, para otros, suplir las necesidades de otros (Isa 61:1-11, Luc 4.17-18).
Nueva impartición para las cosas difíciles.
Lo imposible es algo que nadie ha hecho hasta que alguien lo hace.
• Nada hay imposible para Dios (Luc 1:37).
• El vive en nosotros (Gal 2:20).
• Todo lo podemos en Cristo (Fil 4:13).
• En todo somos más que vencedores (Rom 8:37).
La iglesia: un giro.
• Elías, manto // Eliseo, poder.
• Jesús, manto (E.S.) // Iglesia (nosotros), poder (Hch 1:8).
• Manto: amor, salvación, aceptación, seguridad, pertenencia (identidad).
• Poder: santidad, sanidad, liberación, dones, llamado, propósito ministerio.
Primero: el manto; luego, el poder.



Doble unción: unción de transformación.
Elías (2 Rey 2:19-22) en Jericó:
El lugar de la ciudad es bueno, más las aguas son malas y la tierra es estéril: gobierno, política, economía, seguridad, educación, ciencia, cultura, etc.
• Una vasija nueva: hombre nuevo, nuevo odre.
• Sal: unción transformadora.



05 Ago 2009