Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Hijos e hijas de Dios.



HIJOS E HIJAS DE DIOS.


Introducción.
Más que una relación.
Más que un título.
Más que una calidad.
Más que una etiqueta y un decir.
Es una realidad, una identidad, una determinación de quienes somos, como vivimos, que hacemos, que tenemos y que podemos


Somos la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo (Efe 1:23).
• Plenitud = "pléroma" = "pleróo" = hacer repleto, atiborrar, rellenar = estamos repletos, atiborrados, rellenados de Cristo.
• Perfectos = Heb 10.14 = "porque por una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados"
• Terminados, completos = Col 2:8-10 = "Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en El habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en El, que es la cabeza de todo principado y potestad."
• Llenos, atestados = Efe 3:14-19 = Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.


Somos:
Somos hijos e hijas de Dios (Jn 1:12, Rom 8:14-17) (herederos de Dios y coherederos con Cristo del ADN de Dios), engendrados de una semilla incorruptible (1 Ped 1:23) con la naturaleza divina (2 Ped 1:4).


Rom 12:2. (DHH) No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir,lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto.


El sobrenombre de Pedro.
Simón: lo que era terrenal, carnal, del mundo, de la vieja naturaleza, sus limitaciones.
• Inestable, emocional, impulsivo, agresivo, orgulloso, rebelde, insujeto, etc.
Pedro: lo que era su nueva naturaleza, espiritual, de Dios.
• Estable, equilibrado, valiente, disciplinado, humilde, sujeto, etc.


Nuestros nombres para el mundo:
• Oveja negra, inútil, fracasado, irresponsable, inestable, colérico, rebelde, miedoso, temeroso, grosero.
• Adultero, mentiroso, tacaño, avaro, codicioso, alcohólico, adicto, homosexual, prostituta, etc.
Pero Dios nos ha hecho nuevas criaturas, las cosas viejas, pasaron; El ha hecho todas las cosas nuevas (2 Cor 5:17)
• Somos nuevos.
• Lo viejo ya pasó, se fué a la basura, ya no tengo por qué seguirlo cargando, es un muerto que apesta.
• Tengo una nueva naturaleza, un nuevo ser. (El estuche es el viejo, pero mi verdadero yo es nuevo).
Como señal de ello nos ha dado:
• Una nueva naturaleza.
• Una nueva familia (la Iglesia).
• Un nuevo destino (la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta): Efe 2.10, Jer 29.11, Prov 4:18.
• Varios sobre-nombres que son la prueba de su fe en nosotros
• Hijos e hijas de Dios.
• Santos.
• Justos.
• Perfectos.
• Más que vencedores.
• El que todo lo puede.


07 Dic 2009
Referencia: Identidad.