Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Después de la apostasía: la iglesia Babilonia.



DESPUÉS DE LA APOSTASÍA: LA IGLESIA BABILONIA.

Hoy en día, paralelamente a la globalización en la economía (ver nota en Apo 18.1), en el ámbito religioso también se está dando esa misma globalización bajo el lema de la "unidad".
Desde la primera vez que aparece Babilonia en la Biblia (Gen 11), y a través de toda ella, el lema de Babel es la unificación del mundo en un orgulloso levantamiento en contra de Dios.
Aún cuando Dios intervino en Babel para frenar esta rebelión (Gen 11:7-9), esta rebelión no se terminó con la confusión de los idiomas, porque la humanidad reunirá otra vez todas sus fuerzas para levantarse en contra de Dios.
El climax de este último levantamiento se bosqueja en el Apocalípsis, Caps. 17 y 18, bajo los términos "BAbilonia la grande, la madre de las rameras y las abominaciones de la tierra" (Apo 17:5), y "La gran Babilonia" (Apo 18:2)

Bajo la guía del anticristo, los hombres se levantarán una última vez en rebelde oposición al cielo, para la construcción de otra torre de Babel:
• En lo político, levantarán un reino mundial absoluto.
• En lo económico y social, levantarán un régimen totalitario, el cual dominará al individuo y la sociedad en general.
• En el área de las religiones al fin llevarán a cabo la unidad de las personas en la peor idolatría levantada directamente en contra de Dios.

En el estilo simbólico del Apocalípsis, Juan describe el actuar de las personas en los diferentes ámbitos, en la siguiente forma:
• La bestia y su reino representan la mundo político del tiempo final (Apo 13 y Apo 16:10).
• La ciudad de Babilonia representa el mundo económico y social de la manera como Dios lo ve (Apo 18:10, Apo 18:18-19).
• La gran ramera represente el mundo religioso (Apo 17:5).

"Unidad". Bajo el mismo principio de unificación política, social y económica, en el ámbito de la religió se teje el modelo llamado "unidad". Desde hace muchos años existe el Consejo Mundial de Iglesias, una organización ecuménica que busca unificar las iglesias "cristianas" con otras confesiones; en 1995 sale a la luz que católicos y luteranos están llevando a cabo conversaciones para levantar las mutuas acusaciones sobre aspectos doctrinales, en la muerte del papa Juan Pablo II, se hacen presentes representantes de muchas denominaciones evangélicas, además de representantes de otras religiones, que rinden pleitesía al difunto, y más recientemente, en noviembre del 2009, la iglesia católica y la iglesia anglicana llevan adelante acuerdos para que pastores anglicanos y sus iglesias se puedan reincorporar a la iglesia católica como sacerdotes.

Tolerancia. Es improbable que en el tiempo final surja una super-iglesia a la cual todas las demás estén obligadas a integrarse. Parece más probable que lo que surgirá será un sistema religioso en el que se desarrolle un rito que pueda vivirse en cualquier lugar del mundo globalizado, sin ningún tipo de problema, y basándose en la "tolerancia", que no deje de lado los dogmas de las diferentes iglesias y denominaciones, sino que promueva una "convivencia" en la que cada uno pueda seguir pensando como quira sin imponer su punto de vista a los demás.

Unidad y tolerancia. Aún cuando los judíos y los cristianos tenemos un Dios lleno de gracia, también es un Dios muy preciso, interesado en los detalles, los que tienen un enorme peso delante de El. La actitud de Dios hacia la tolerancia es fácilmente observable en sus instrucciones a la iglesia de Pérgamo En esta iglesia eran indiulgentes con las enseñanzas de Balaam y la de los nicolaítas, y aún cuando la iglesia no adoptó esas herejías y a pesar de que testificó una fe complemente firme bajo las condiciones más adversas, esto es, junto al trono de satanás, como le dió cabida, aunque fué pequeña, a la infidelidad, por ello es reprendida seriamente por el Señor Jesús, en una indicación clara que Dios no tolera ni la más mínima infidelidad, mentira o falsa doctrina, ni la más mínima desviación de la verdad.

La verdadera unidad. La Palabra de Dios nos habla claramente que en los días finales habrá intentos de unificación en todas las esferas. La Babilonia de los últimos días es el último soberbio levantamiento en conjunto contra Dios, pero en ningún lugar de la Biblia se nos describe una unificación de la cristiandad para estos tiempos porque la Iglesia de Cristo es un organismo creado y vivificado por el Espíritu Santo, que junta a los creyentes de todos los pueblos y razas (1 Cor 12.13), por lo que la unidad de los creyentes ya existe desde hace tiempo. Fue creada por Dios y garantizada por El. Las estructuras de la Iglesia de Dios son invisibles, mientras que las estructuras de la nueva iglesia Babilonia son visibles. En ningún lugar de la Biblia vemos que en este último tiempo Dios levantará un rascacielos de los verdaderos creyentes. Pero Su Palabra si nos advierte de involucranos en alianzas impías (Rom 16:17-18).
En esta carrera a la unificación, también en el ámbito evangélico, principalmente en el de las denominaciones más antiguas y tradicionales, se está cada vez más dispuesto a poner en duda verdades centrales de la Palabra e involucrarse en uniones impías, con grupos dudosos. La historia de la iglesia testifica que esto casi siempre tuvo como consecuencia la pérdida de la fe y del testimonio. A través de los compromisos se perdió, a largo plazo, la credibilidad, el poder espiritual, el testimonio y la esencia espiritual.
Podemos ser tolerantes mientras se trate de aspectos irrelevantes como orar de pie, de rodillas, sentado o tirado, pero deberíamos demostrar una santa intolerancia cuando se trata de las verdades bíblicas, cuando está en juego la verdad de Dios.

10 Dic 2009