Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Información, investigación, cartografía y guerra espiritual.



LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN EN LA GUERRA ESPIRITUAL.


En una guerra natural (cuyas características y principios están determinados desde el ámbito espiritual, Heb 11.3), la información siempre ha jugado un papel importante. Por ello, en los ejércitos, una de las ramas que tiene una importancia fundamental y existe en todo ejército, sin excepción, es la rama relacionada con la inteligencia (que consiste en obtener toda la información posible de los movimientos, tácticas y planes del enemigo) y la contrainteligencia (que consiste en darle al enemigo una información falsa acerca de los posibles movimientos, tácticas y planes propios, para confundirlo).

En la guerra espiritual no tendría por que ser diferente. Por ello es importante que nosotros, el ejército de Dios, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para obtener la mayor cantidad posible de información acerca del enemigo y de sus características específicas, movimientos, tácticas y planes, y dentro de ello, también el descifrar cuales de ellos son señales de contrainteligencia que nos está enviando para confundirnos (recordemos que nuestro enemigo es el padre de mentira, Jn 8:44). Obviamente, una fuente importante de información, por supuesto después de la revelación que Dios nos da a través de Su Espíritu Santo, es la investigación.

En cada congregación, el Señor ha dado talentos y dones muy diversificados. Hermanos y hermanas que han sido capacitados por Dios a lo largo de los años en diversos campos del saber humano, además del campo puramente bíblico: periodistas, psicólogos, administradores, maestros, contadores, etc., cuyos talentos y dones pueden, y necesitamos, combinarse para formar equipos de trabajo para todas las áreas del trabajo ministerial como la guerra espiritual, y dentro de ellos, equipos de investigación orientados a facilitar los elementos de “inteligencia” necesarios para enfocar esa guerra.

Muchos de ellos están esperando una oportunidad para servir al Señor y a su congregación. Cada ministro necesita aprovecharlos puesto que son personas que Dios le ha dado para ayudarlo a llevar adelante la visión que El le ha dado (Hab 2:2) dentro del campo específico de sus destrezas y dones. Ellos pueden hacer un aporte valiosísimo a la investigación requerida para llevar adelante una eficaz y efectiva batalla espiritual contra los poderes malignos dentro del territorio en el que se encuentra establecida la congregación, aportando toda clase de datos, estadísticos, históricos, actuales, etc., relacionados con la comunidades a conquistar.

Si hemos consolidado un equipo de intercesión, escogido un campo de batalla, como paso inmediato necesitamos obtener un detallado mapa espiritual de la zona, por lo que necesitamos establecer un equipo de investigación que dedique tiempo y recursos para obtener datos relevantes de periódicos, bibliotecas, libros, informes y cualquier otro medio disponible, sobre un determinado lugar. Con estos detalles en mano, se tendrán mayores elementos de juicio a considerar cuando comencemos a invadir el territorio con la oración.



CARTOGRAFÍA Y GUERRA ESPIRITUAL.


El “Diccionario Pequeño Larousse Ilustrado” define Cartografía como el arte de trazar mapas de espacios geográficos, ciudades, naciones y continentes.

La cartografía espiritual intenta, mediante la localización y focalización de hechos importantes que suceden en un lugar geográfico, exponer las maquinaciones que usa satanás en el nivel geográfico para detener la evangelización eficaz y el avance del pueblo de Dios en el establecimiento del Reino de Dios y su justicia en ellas, y por lo tanto, de la mejor calidad de vida de la población en general. Ayuda a descubrir los poderes ocultos que rigen una ciudad, y por ende, focalizar la guerra espiritual para derrocarlos (Mar 3.27) y destruir sus obras (Jer 1.10).
La cartografía geográfico nos muestra la cara física (visible) del espacio geográfico de que se trata (ciudad, municipio, provincia, nación), en tanto que la cartografía espiritual nos muestra la cara espiritual (invisible) de ella.

La condición natural, financiera, social, cultural, física, política, etc., de nuestros países y ciudades es simplemente una manifestación de la condición prevaleciente en los lugares celestiales (Heb 11:3). Por ello es que Pablo nos enseña que una tarea principal de la Iglesia es dar a conocer a los principados y potestades en los lugares celestes, la multiforme sabiduría de Dios (Efe 3.10-11) y que nuestra lucha no es contra sangre ni carne sino contra huestes espirituales de maldad (Efe 6:12).
Cuando un lugar geográfico (ciudad, municipio, provincia, nación o región) tiene "cielos abiertos" se produce una apertura espiritual que rompe con el reino de las tinieblas y los poderes de la oscuridad sobre ella y se puede ver cómo la bendición se refleja en todos los aspectos (económico, social, político, cultural, físico, etc.).
La cartografía espiritual tiene sus bases en que lo espiritual realmente se impone sobre aquello que es natural. Desde luego esto marca una diferencia clara entre lo visible y lo invisible.

Para ejecutarla se requiere tomar en cuenta algunos aspectos fundamentales, que derivan de la investigación y de la revelación de Dios. En primer lugar, requiere de una labor de investigación, la revelación de Dios por medio de Su Espíritu Santo y el don de discernimiento de espíritus, para identificar y denominar los poderes espirituales que trabajan en esa área geográfica que sea una base firme para determinar las acciones necesarias contra Satanás y sus huestes en el nivel geográfico, que permita liberarlo de la influencia de esas fuerzas malignas y allanar el camino para que se derrame la plenitud de la bendición de Dios sobre ella. Por lo tanto, su objetivo se cumple cuando el conocimiento obtenido a través de ella se aplica y utiliza en la guerra espiritual y la oración estratégica. También tiene un uso importante como ayuda para la evangelización y el trabajo apostólico de plantar nuevas iglesias.

Es muy importante contar también con un mapa de la zona que Dios a determinado, estableciendo los límites del área a cubrir. Recordemos que Dios nos define el tiempo y los límites de nuestra habitación, y por lo tanto de nuestra acción, donde hemos de buscarle (Hch 17:26-28, los ángeles de las diversas iglesias a los que se menciona en Apo 2 y 3, cuya jurisdicción geográfica estaba definida, así como las áreas geográficas a las que se dirigían las cartas que manifestaban características muy específicas). Si no conocemos cual es el área a cubrir, no podemos comenzar con la investigación



Los objetivos de la cartografía espiritual.

Identificar con absoluta claridad, dentro de un espacio geográfico determinado:
Los lugares donde el “hombre fuerte” tiene establecido su centro de operación.
Los hechos más relevantes que suceden en la ciudad y que obedecen a la operación de demonios.
Los lugares más relevantes donde suceden esos hechos.
La identificación del “hombre fuerte” y de los principados y potestades que operan juntamente con él.
Los planes del enemigo, sus estrategias, artimañas y complots sobres esas áreas específicas.
Proveer a la iglesia de conocimientos que le permitan una acción inteligente y poderosa para alzarse con la victoria en el menor tiempo posible, con el mínimo de riesgos y pérdidas.

En consecuencia, la cartografía espiritual es un instrumento auxiliar que nos provee de un vistazo de un área geográfica como realmente es y no como parece ser.
En la elaboración de un mapa para guerra espiritual necesitamos llegar a entender que personas, fuerzas y eventos espirituales ejercen influencia y dominio sobre lugares y circunstancias en el mundo natural.



La cultura de la zona.

Juega un papel primordial en las características de la zona que el enemigo utiliza para posicionarse en un territorio determinado, ya que ella influye directamente en la idiosincrasia de los pueblos (su forma de pensar, que determina su forma de vivir, y que es la que impide, en mayor o menor grado, la expansión del Reino de Dios) y en su desarrollo integral y calidad de vida. Ella, por lo general, interviene poniendo resistencia a la evangelización y enseñanza de la Palabra de Dios en determinados lugares.

Algunos de los detalles mas importantes que necesitamos estar informados para la guerra espiritual, en relación a la cultura de la zona, son:
Historia del lugar (pueblo o nación)
Detalles de su fundación y fundadores.
Guerras o revoluciones en la zona
Proceso de colonización, esclavitud y de independencia
Raíces religiosas y culturales de la nación
Historia de los primeros pobladores (costumbres, ritos, etc.)
Dioses o personajes venerados
Relación con, e influencia de, el catolicismo, el movimiento jesuita, la comunidad judía, la masonería, el ocultismo, las corrientes espirituales de oriente, la nueva era, y cualquier otra corriente de pensamiento, filosofía, secta y/o religión con presencia en la zona.
Significado de los nombres del lugar o porqué de estas designaciones
Historia de su geografía e hidrografía y su relación con leyendas antiguas
Estudio de sus parques, monumentos y lugares históricos
Movimientos migratorios (aparición e influencias)
Desarrollo político de la nación
Pactos o acuerdos de sus gobernantes
Trato a la iglesia evangélica
Las universidades y su influencia en el territorio
El narcotráfico, el crimen organizado, las maras, la prostitución, el robo, la violencia, la delincuencia, los secuestros, la extorsión, etc.
Racismo en la zona
Símbolos patrios o escudos de cada ciudad
Legado ancestral (indígenas o antepasados)
Primeras ciudades (origen y tendencias religiosas)
El papel de la justicia, dictaduras y gobiernos modernos



Rito fundacional de la ciudad.

Generalmente, la fundación de nuestras ciudades fue resultado de la decisión de personas que para ello no tuvieron en cuenta a Dios, y cuando lo hicieron, de una manera directa o indirecta lo hicieron mediante un acto o rito, que podrías denominar como el “acto o rito fundacional de la Ciudad”.

En occidente, este rito tiene su origen en una tradición de origen etrusco-latina, quienes para fundar una de sus ciudades tomaban en cuenta la "voluntad de la divinidad" dada a través de observar el vuelo de ciertas aves. Es decir que esas ciudades, en su origen eran el resultado de la adivinación por medio de los elementos naturales. La base de este proceso era la fecundación de la tierra virgen por el espíritu “divino”, un matrimonio “perfecto” que derivaba en el establecimiento de un templo a cielo abierto, donde habitaría la presencia de la divinidad.

Este mismo ritual, con variaciones en mayor o menor grado, pero conservando sus formas y motivaciones más importantes, fue utilizado en la fundación de muchísimas ciudades alrededor del mundo. Y la fundación de nuestras ciudades, obedece a esa tradición. De hecho, una de las primeras, si no es que la primera edificación que se hacía, junto con la sede de gobierno, era la de la iglesia o templo que llegaría a ser el principal de la ciudad, y su dedicación a un “patrono”, para su “protección”.



Características generales de la zona o ciudad.

En la cartografía espiritual, necesitamos tener en cuenta los siguientes elementos:
Las puertas de la ciudad.
El centro de la ciudad.
La ubicación de los distintos centros de poder.

Las Puertas de la Ciudad
En las puertas de las ciudades, se encuentran los espíritus guardianes.
Estos están encargados de frenar la entrada a la ciudad de todo lo relacionado con el evangelio de Cristo y formar líneas de poder o corredores de poder para controlar dicha ciudad.
Estas líneas de poder, son las que permiten la entrada a los distintos espíritus que operan en una ciudad, en otras palabras, estas líneas se comportan como corredores para esos espíritus.
Por lo que, para tener victoria espiritual, necesitamos atar al espíritu que mora allí y profetizar y declarar que esa puerta esta conquistada para Cristo.
Por ello necesitamos determinar el acceso más importante a la ciudad, por donde entra la mayor parte de las personas a ella, o por donde entra a la ciudad lo que tiene mayor importancia para las características actuales de la vida de ella.
Ese acceso puede ser que esté encubierto, dado que muchas ciudades tienen varias rutas importantes de acceso.
En ese caso necesitamos conseguir un mapa viejo de esa ciudad y ver allí cual es el camino antiguo por el cual entraban las personas a la misma.
Una vez establecida la puerta ó las puertas de la ciudad, debemos ir al lugar y ver si en ese lugar existe alguna imagen (vírgenes, santos, ídolos paganos, etc.), símbolos (Club Rotario, Club de Leones, obeliscos, monolitos, etc., alguna placa conmemorativa a algún muerto, etc.) etc.

El centro de la ciudad.
Derivado de la importancia espiritual del rito o acto fundacional de la ciudad, el centro de la ciudad debe ser tenido en cuenta dado que es allí donde se concentra el máximo poder satánico.
Normalmente es una plaza, la cual esta rodeada de edificios que conforman el poder político, social, religioso, educativo, etc.
Normalmente allí se encuentra el hombre fuerte de la ciudad y es el encargado de regirla.
Necesitamos atarlo y cortar toda comunicación con otros espíritus.

La ubicación de los distintos centros de poder
Es importante definir claramente cuales son los centros de poder y trazar sobre un mapa la ubicación de los mismos.
Por medio de la triangulación, las fuerzas del mal intentan controlar a distintos sectores de la ciudad.
Esto quiere decir que tratan de ubicarse de forma tal que encierran a los templos evangélicos, para tratar de maldecirlos y atarlos para que el reino de Dios no se extienda a través de ella.
En este caso la iglesia local ó la célula necesitan tomar la autoridad y romper todas las líneas de poder creadas por los espíritus territoriales y profetizar que ese territorio es de Cristo.



Características zonales.
Tienen que ver con la lectura que podemos obtener del comportamiento colectivo de la gente y de los acontecimientos más comunes que ocurren en cada sector del área, para ello es útil determinar:
Las características relevantes y más generalizadas del comportamiento de la gente de los distintos sectores que conforman el área.
Los hechos más repetitivos que ocurren en estos sectores, tales como robos, asesinatos, drogas, alcoholismo, abortos, incendios, accidentes, suicidios, religiosidad, enfermedades, etc.
Los elementos visibles relacionados con cultos y/o creencias, filosofías y religiones que existen en esa zona, tales como plazas, templos ocultistas de cualquier secta, santerías, templos católicos, lugares de ofrendas, centros de "Nueva Era", monolitos, estatuas, imágenes, etc.
Los "santos" o patronos a quienes se la ha atribuido el don de protector de la zona.



Creencias de las personas.
Nos van a revelar las fortalezas espirituales, argumentos y altiveces (2 Cor 10:4-6) que dan autoridad a los espíritus territoriales a permanecer en la ciudad.
¿Cuál es la creencia popular de la gente?
¿Cuál es el ídolo al que recurren para solucionar sus problemas?
¿Cómo es la relación de los creyentes entre ellos dentro de las iglesias locales?
¿Cómo es la relación de los pastores de las distintas denominaciones?
¿Cuál es el pecado más común en el que caen las personas y los cristianos?
¿Cuales son las fiestas paganas que se realizan en la ciudad?



Estrategias básicas para la cartografía de un lugar.

Obtener en oficinas de gobierno, librerías o agencias de turismo o hacerlos uno mismo, mapas de la zona que incluyan en una forma gráfica y amplia el territorio a conquistar. Este mapa servirá para marcar en el mismo los puntos clave a atacar aplicando los principios de guerra espiritual estratégica.
Recorrer la zona geográfica las veces que sea necesario, para observar y hacer preguntas de cada detalle del lugar.
El equipo de oración y guerra espiritual tomará nota de los detalles más insignificantes y los anotarán y harán una lista con ellos y los incluirán en el mapa de la zona: escuelas, colegios, prostíbulos, alcaldías, bancos, cantinas, centros de ocultismo, zonas de violencia o narcotráfico, etc..

Entre algunos otros posibles dependiendo de las características específicas de la zona o ciudad, los lugares más importantes para el mapeo espiritual son:
Centros de Gobierno (Asamblea Legislativa, Alcaldía, Juzgados, Centros Militares y de Policía, Palacio de Gobierno, Gobernaciones, Oficinas, Ministerios, etc.).
Centros de estudio (universidades, escuelas, tecnológicos, escuelas de comercio, computación, ballet y música, jardín de niños, guarderías, etc.).
Templos (evangélicos, católicos, mormones, testigos de Jehová u otros tales como budistas, islamitas, etc.
Centros de pecado: cantinas, bares, prostíbulos, clubes nocturnos, centros de homosexualismo, casinos, casas de narcotráfico o calles, etc.
Parques, calles y avenidas importantes y conflictivas.
Barrios o zonas de violencia y narcotráfico.
Zonas o casa de brujería y ocultismo.
Santuarios de idolatría y catedrales.
Radio emisoras, televisoras y periódicos.
Lugares de habitación de los personas más relevantes y/o influyentes de la ciudad
Cementerios y lugares de suicidios (puentes, etc.)
Lugares históricos, etc.



Bibliografía.
Revista Basileos No. 4, Marzo 2010. Publicación digital de Editores OC. El Salvador.
Harold Rivera R. en www.scribd.com/doc/3932055/para-cartografiar-un-sector

19 Mar 2010